Derivados Meteorológicos

Productos que permiten reducir la variabilidad de los márgenes causada por los eventos meteorológicos.

contáctanos

 

Características del producto

Los derivados meteorológicos son productos financieros que permiten reducir la variabilidad de los márgenes debida a los eventos meteorológicos. Los derivados meteorológicos son productos personalizables: por ejemplo, si la temperatura registrada en un lugar determinado durante el invierno afecta negativamente a los ingresos, a través de dichos instrumentos es posible gestionar este tipo de situación y reducir su riesgo asociado. Además, el cálculo y la liquidación de este tipo de instrumento es sencilla, clara y transparente: unas condiciones meteorológicas determinadas conllevan  un flujo de caja predefinido anteriormente y limitado entre un máximo y un mínimo. Los derivados meteorológicos, con un coste en ocasiones inferior a las soluciones tradicionales, permiten protegerse contra riesgos que normalmente no pueden gestionarse con otros productos.

A la medida
El producto se personaliza según las necesidades.
Desembolso controlado
Certeza de cuánto se paga y se recibe gracias al límite de desembolso y de recaudación máximo.
Conveniencia
Precio más reducido con respecto a las soluciones tradicionales.

 

Las características principales de un derivado meteorológico son: ticksize, límites y strike:

  • El ticksize es la suma de dinero que se paga o se recibe para cada movimiento unitario de la variable meteorológica elegida. Para protegerse contra la variabilidad de la temperatura, el ticksize indicará la suma de dinero que deberá pagarse o recibirse con respecto al movimiento unitario la misma (p.e. por cada grado centígrado).
  • Los límites superiores e inferiores tienen la función de crear un "pasillo" para los pagos, fijando un desembolso y una recaudación máximos.
  • El strike es el valor a partir del cual se paga o se recibe.    

¿No sabes qué elegir?

Contáctanos o descubre el producto que se adapte a tus necesidades.